¿TIENES POCO TIEMPO? ¡SIMPLIFICA!

¿TIENES POCO TIEMPO? ¡SIMPLIFICA!

Es una de las cuestiones que más escucho a mi alrededor: ”No tengo tiempo”.

El no disponer de 2h libres para entrenar cada día no debe ser un problema, ni mucho menos una excusa para quedarse en casa y no mover ni un dedo.

Hay diferentes maneras de estructurar un entrenamiento en función del tiempo que tengas, material, objetivos… pero siempre podemos encontrar una solución para conseguir que a pesar de disponer de pocos huecos en tu agenda diaria, consigas sacar unos minutos para entrenar.

ESTABLECE UNA AGENDA DE TAREAS DIARIAS

Esta es una estrategia que te puede ayudar, se ha demostrado que el tener una agenda u horario con tu tiempo fiscalizado, ayuda a gestionar mejor tu tiempo y poder cumplir todas las tareas marcadas.

Desde el tiempo de ocio, hasta los descansos en el trabajo… tu día a día debe ser registrado, de modo que en cada momento del día tengas claro cuales son tus tareas y prioridades.

Ahí entra el ENTRENAMIENTO, donde debemos ajustarlo a ese tiempo diario que podemos invertir en el.

No importa cuanto sea el tiempo diario… ”Es que para hacer 30′, mejor no me pongo” ¡¡ERROR!! esto debemos cambiarlo por un; ”MEJOR HACER 30′ QUE ESTAR PARADO”.

En 24h que tiene un día, todo el mundo puede sacar unos minutos para entrenar, otra cosa muy diferente es que cuando uno está cansado o llega tarde a casa, le apetezca más hacer otras cosas… pero siendo honestos, todos tenemos ese tiempo mínimo para poder entrenar

ORGANIZA TUS ENTRENAMIENTOS CON ANTELACIÓN

El improvisar sobre la marcha nunca sale del todo bien, por eso te recomiendo que organices tus entrenamientos la semana anterior.

Del mismo modo que en el punto anterior, el tener un PLAN ESTABLECIDO de antemano ayuda a cumplir con lo marcado y no tener esa tentación de hacer cambios o saltarlo.

La programación de tus entrenamientos debe estar planificada de antemano, teniendo en cuenta los objetivos que persigues en cada sesión, que ejercicios realizar, en que rangos de trabajo… para que una vez llegues a la sala de entrenamiento (o en tu casa, si entrenas en tu casa) puedas ejecutar todo a un ritmo adecuado, sin tener que ir parando en cada momento para pensar que ejercicio hacer o que progresión seguir.

OPTIMIZA EL TIEMPO EN LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO

Debes ajustar tu entrenamiento al tiempo que dispongas cada día y establecer tus entrenamientos en función de ello y lo explicaré mejor con un ejemplo:

LUNES: 45′ Disponibles (GIMNASIO)

MARTES: 1H Disponible (NO GIMNASIO)

MIÉRCOLES: 1H30′ Disponibles (GIMNASIO)

JUEVES: 30′ Disponibles (NO GIMNASIO)

VIERNES: 1H30′ Disponibles (GIMNASIO)

En un caso como el anterior tenemos diferentes maneras de organizar la sesión de entrenamiento para poder conseguir unos buenos resultados en función del tiempo que tenemos.

Está claro que es un ejemplo, pero podemos establecer una buena rutina de trabajo independientemente del tiempo que dispongas, siempre podrás encontrar una solución que se adapte a ti.

Por lo que podríamos establecer algo que fuese tal que así:

LUNES -> Entrenamiento de fuerza en BÁSICOS + Trabajo con auto-cargas.

EJEMPLO:

Press de banca

Sentadilla

Militar

Flexiones sobre pesa rusa

Saltos a cajón

Swing con mancuernas

MARTES -> Trabajo aeróbico extensivo a baja intensidad. 

EJEMPLO:

45′ Trote aeróbico ligero en Z2 + 15′ Ejercicios acondicionamiento general con el propio peso corporal.

MIERCOLES -> GIMNASIO ENTRENAMIENTO A CUERPO COMPLETO FUERZA

Trabajo con mayor volumen de entrenamiento a cuerpo completo.

JUEVES -> Entrenamiento con el propio peso corporal.

Selección de 5-6 ejercicios y trabajar a modo de circuito metabólico.

VIERNES->  GIMNASIO ENTRENAMIENTO A CUERPO COMPLETO CON ORIENTACIÓN HACIA LA HIPERTROFIA.

Aumento del rango de repeticiones y trabajo con un RIR más ajustado.

ESPERO QUE ESTAS IDEAS TE SIRVAN PARA MEJORAR TU ORGANIZACIÓN Y PODER ENTRENAR AUNQUE NO DISPONGAS DE TODO EL TIEMPO DEL MUNDO.

SOLAMENTE SE TRATA DE BUSCAR LA SOLUCIÓN Y NO LA EXCUSA.

No Comments

Post A Comment